El origen de la tradición de Nochevieja

Para conocer el origen de la celebración de Nochevieja debemos remontarnos a los inicios del Imperio Romano. Para ellos, el mes de enero estaba dedicado al dios Janus, dios que mira delante y detrás, es decir, al año que se va y al principio del que viene. Por esta razón se le representaba con dos rostros, uno viejo y con barba, y otro joven, como el nuevo año que comienza.

Los romanos comían con sus familiares y amigos, y se intercambiaban higos y dátiles con miel, con la intención de empezar el año de la manera más dulce posible.

Las “doce uvas de la suerte” tienen un origen más reciente. Fue en la Nochevieja de 1909 cuando en España comenzaron a tomarse de manera masiva, debido a un excedente de cosecha de uva en Alicante. Aunque la costumbre de comerlas y brindar con champagne por el año nuevo ya se tenía desde el siglo XIX, pero sólo disfrutaba de ella la clase burguesa.

En España, cada uva representa un mes del año nuevo que comienza, y deben comerse con cada una de las campanadas del reloj. En otros países se comen otros alimentos típicos para saludar al nuevo año. En Italia y otros países sudamericanos es costumbre comer un plato de lentejas estofadas, para atraer la fortuna y la prosperidad. En cambio, en Grecia elaboran un pastel típico llamado Vassilopitta, el cual contiene una moneda de plata u oro, y quién la encuentre será la persona más afortunada en el nuevo año que llega.

Aunque ya antes había alguna tradición con uvas en Nochevieja. Algunas teorías recogen testimonios de cenas de Nochevieja con la fruta a finales del siglo XIX. A veces eran 3 uvas y otras 12. Al principio, se decía que lo traían aristócratas que brindaban con champagne y habían, en teoría, importado la novedad desde Francia o Alemania. De aquella celebración elitista hay quien dice que algunos madrileños de clases menos acomodadas trasladaron su imitación a la Puerta del Sol, donde ya en 1906 se conocen reuniones de comedores de uvas en el kilómetro 0 de España. Los tinerfeños ya se habían adelantado en 1903, según las crónicas de los diarios locales.

Con todo, el nuevo hábito se extendió con rapidez por toda España a principios del siglo XX. Y de allí a todos los lugares a los que han emigrado desde la península ibérica. No es difícil encontrar a gente comiendo uvas con el nuevo año desde Argentina a Puerto Rico. En algunas zonas de Latinoamérica y Portugal se opta por otras uvas: las pasas.

La superstición refleja diversos beneficios: abundancia, salud, felicidad, buen augurio… ¿Funciona comer 12 uvas al son de las campanas? Tanto como comer lentejas, vestirse de rojo o meterse dinero en los zapatos.

La leyenda de Krampus

¿Habéis sido buenos este año? Siempre nos han dicho que, si nos portábamos mal, Papa Noél no nos iba a traer regalos (o que los Reyes Magos iban a traernos carbón), pero hace mucho tiempo la historia que le contaban a los niños traviesos no era tan suave… La historia proviene del folclore nórdico de Krampus, pero, ¿cómo era en realidad esta criatura?

El mito de Krampus:

Mientras que San Nicolás (o Santa Claus, o Papá Noel…) traía regalos a todos los niños que se portaban bien, Krampus, su compañero (y no enemigo, ya que trabajan conjuntamente para asegurarse de que los niños se portan bien), aparecía en las casas y captura a los niños particularmente traviesos en su saco y se los lleva con él a las profundidades del infierno para castigarlos y azotarlos durante todo un año.

Es representado con patas de cabra, largos cuernos, pelo desgreñado, rostro alargado, semblante malicioso y larga lengua bífida. Todo un demonio, vamos.

Según la leyenda, este demonio aparece en la noche del 5 al 6 de diciembre, merodeando las calles durante esa noche en lo que se conoce como Krampusnacht (La noche del Krampus, en alemán) ya sea solo o junto a San Nicolás, haciendo sonar cencerros y cadenas oxidadas para asustar con su presencia. La víspera del 6 de diciembre, los niños alemanes se cuidaban bien de no atraer la atención de aquella temible bestia, con la esperanza de que a la mañana siguiente San Nicolás les trajera regalos en su día, Nikolaustag.

Origenes de la leyenda:

El mito del Krampus lo encontramos en las regiones alpinas, Austria, Alemania, Hungría, Eslovenia y república Checa, y su leyenda se ha extendido como la pólvora en los últimos tiempos, alcanzando toda Europa e incluso el mundo entero.

Tradicionalmente las familias de estos países se enviaban coloridas tarjetas de felicitación denominadas Krampuskarten desde el siglo XIX. En ellas aparecía como es lógico el Krampus, en ocasiones siniestro, a veces ridículo.

El personaje desde el siglo XX hasta la actualidad:

La Iglesia católica prohibió durante años la terrorífica presencia de Krampus y las escandalosas celebraciones, y durante la Segunda Guerra Mundial, los fascistas veían a Krampus como algo vil, porque se consideraba una creación de los socialdemócratas, pero su tradición revivió tras la caída de estos gobiernos al acabar la Segunda Guerra Mundial.

Muchos pueblos y ciudades, fieles a la antigua tradición, celebran el popular Krampuslauf, una considerable reunión de juerguistas disfrazados de Krampus que persiguen a la gente por las calles. Todos los años se juntan en Schladming, Estiria, más de 1.200 austríacos para vestirse de Krampus, atizar a los transeúntes con palos y hacer sonar sus cencerros ruidosamente. Los Krampus pintan sus palos de abedul de dorado y los muestran de forma bien visible para advertir de su llegada.

Si te ha encantado este mito y no deseas que esta criatura venga a por ti, échale un vistazo a la sección de Krampus que tenemos en Mundo Funko:

https://mundofunko.com/hashtag/krampus

10 Curiosidades sobre Star Wars

Esta semana ya se estrena por fin Star Wars: Episodio IX – El ascenso de Skywalker. Y, ¿qué mejor manera de prepararte para el estreno que leyendo unas cuantas curiosidades acerca de esta mítica saga? Allá van 10 curiosidades:

  1. Star Wars: Una nueva esperanza se estrenó en los cines por primera vez el 25 de mayo de 1977. ¿Os suena esta fecha? Es la que se ha tomado para la celebración del día del Orgullo Friki.
  2. Todo el mundo conoce a los adorables Ewok, ¿pero acaso te suena haber oído esta palabra en las películas?
  3. El apellido Skywalker iba a llamarse originalmente Starkiller, pero al final George Lucas decidió que sonaba demasiado violento.
  4. Yoda es uno de los personajes más curiosos, y es que en algunas películas tiene tres dedos en cada pie y en otras cuatro.
  5. Casi nos quedamos sin el personaje de la princesa Leia, y es que George Lucas estuvo pensando seriamente sustituir a Luke Skywalker por una mujer y borrar a Leia del panorama.
  6. George Lucas usó a su perro Indiana no solo de inspiración para crear al personaje de Chewbacca de Star Wars, sino que también lo usó para crear el nombre de Indiana Jones.
  7. El nombre de Chewbacca proviene de la palabra rusa “Sobaka”, que significa perro.
  8. Muchos de los dialectos del universo de Star Wars se basan en lenguajes reales: el de los Jawas se inspira en una variación del Zulu, por ejemplo.
  9. George Lucas estaba seguro que Star Wars sería un fracaso en taquilla. Estaba tan convencido que le ofreció a Steven Spielberg un intercambio de ganancias del 2,5% con su película “Close Encounters of the Third Kind”. Spielberg aceptó (según él, sabía que Star Wars sería un éxito) y aún recibe ingresos por ese acuerdo.
  10. En los primeros borradores del guión de la película, R2-D2 hablaba inglés y usaba muchos insultos. Aunque C3PO siguió reaccionando a su vocabulario, al menos ya no son entendibles estas palabrotas.

Si te encanta Star Wars y quieres armarte con tus figuras favoritas, échale un vistazo a la sección que tenemos dedicada a esta saga en Mundo Funko:

https://mundofunko.com/hashtag/star-wars