Guillermo del Toro

Guillermo del Toro es uno de los más famosos directores de la actualidad, y posiblemente lo conozcáis de El Laberinto del Fauno, La Cumbre Escarlata o La Forma del Agua. Guillermo del Toro Gómez nació en Guadalajara, Jalisco (México), y ya empezó a filmar desde adolescente. Se caracteriza por imprimir una estética y ambientación espectaculares a sus películas, creando ambientes tétricos y agobiantes o situaciones mágicas y fantásticas. Su estilo está marcado por su gusto por la biología y por la escuela de arte simbolista, su fascinación por el mundo fantástico desde el punto de vista de los cuentos de hadas y su gusto por los temas oscuros. Sus trabajos incluyen frecuentemente monstruos o seres fantásticos. Del Toro siempre ha afirmado estar enamorado de los monstruos:

«Mi fascinación hacia ellos es casi antropológica... los estudio, los disecciono en algunas de mis películas: quiero saber cómo funcionan, qué aspecto tienen por dentro y cómo se comportan».

Guillermo del Toro

También tiene una lista de otras cosas que le fascinan y que se han convertido en piezas habituales de sus películas:

«Tengo una especie de fetichismo por los insectos, la relojería, la maquinaria y los engranajes, monstruos, lugares oscuros, cosas sin nacer...»

Guillermo del Toro

Ha dirigido una amplia variedad de películas, desde adaptaciones de cómics (como Hellboy y Blade II), hasta películas de terror y fantasía histórica. De hecho, tiene dos películas basadas en la época de la Guerra Civil Española y la Postguerra, como son el caso de El Laberinto del Fauno y El Espinazo del Diablo. Una de las más novedosas y exitosas de sus obras es la película La Forma del Agua (The Shape Of Water).

El Laberinto del Fauno:

Ofelia, una niña de 11 años, viaja con su madre Carmen, embarazada de su hermano, hacia un pequeño pueblo al norte de España para reunirse con el nuevo padrastro de Ofelia, el capitán de la Policía Armada, Vidal, encargado de eliminar los últimos indicios de la guerrilla republicana escondida en los montes después de la guerra civil en 1944. El narrador explica que hace mucho tiempo en un mundo subterráneo existía una princesa que deseaba vivir en el mundo de los humanos. La princesa logró escapar, pero la luz del sol la cegó y, al perder su inmortalidad, murió. Su padre, el rey del mundo subterráneo, sabía que su alma no había muerto, y que regresaría algún día a donde pertenecía, por lo que abrió portales alrededor del mundo esperando su retorno.

Una noche, Ofelia sigue a la mantis hacia un laberinto, donde se encuentra al Fauno, que le revela que ella en realidad es una princesa del mundo subterráneo y que su padre desea reunirse de nuevo con ella, pero para ello debe pasar por tres pruebas que le serán reveladas en un libro blanco que le entrega.

En la película se mezclan los aspectos más fantásticos con los más lúgubres de la época de la postguerra española, recurso que Guillermo del Toro usa reiteradamente en varias de sus obras. Esta película se presentó a los Premios Óscar 2006 en la categoría de película de idioma extranjero y consiguió ganar tres Óscars.

La Forma del Agua:

Elisa Esposito es una joven que quedó muda debido a una lesión en el cuello sufrida de niña, y se comunica usando la lengua de signos. Vive sola en un apartamento encima de una sala de cine y trabaja como limpiadora en un laboratorio secreto del gobierno en Baltimore durante la Guerra Fría a principios de la década de 1960.

La instalación recibe un tanque lleno de agua dentro del que hay una criatura que ha sido capturada en un río sudamericano por el coronel Richard Strickland. Curiosa, Elisa descubre que la criatura es un anfibio humanoide. Comienza a visitarla en secreto y los dos forman un vínculo estrecho.

En un intento de utilizar a la criatura con vistas a obtener posibles ventajas en la carrera espacial, el general Frank Hoyt ordena a Strickland que la mate para estudiarla. Un científico, Robert Hoffstetler, que en realidad es un espía soviético, aboga sin éxito por mantener viva a la criatura para estudiarla más a fondo, y al mismo tiempo recibe la orden de sus superiores en el espionaje soviético de practicarle la eutanasia. Elisa se entera de los planes de sus superiores y decide ayudar a escapar a la criatura, aunque sus planes acaban torciéndose.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados