Hatsune Miku

Como todos sabemos Japón es el país de la tecnología y las extravagancias, en las calles de su capital, Tokyo, podemos encontrar todo tipo de gente, con estilos muy diferentes conviviendo en un mismo entorno. Con este marco de vida no es extraño que en ese país lejano triunfen cosas que aquí, en occidente, dejan con la boca abierta a más de uno; una de esas cosas son las vocaloids, idols virtuales que tienen un gran éxito en el país del sol naciente. Hablemos un poco de ellas y en concreto de su mayor estrella, Hatsune Miku, vamos a ello.

Qué es vocaloid

Vocaloid es una aplicación de síntesis de voz capaz de cantar. Esta pensado tanto para uso profesional como para hobby, marcando los límites de la experiencia las propias capacidades del usuario.

La aplicación funciona de manera que el usuario puede sintetizar canciones simplemente proporcionando la letra y la melodía al sistema, dando este opciones de efectos como el vibrato o el cambio de dinámica y tono en la voz.

El programa esta disponible en varios idiomas, entre los que se encuentran ingles, japonés, chino, coreano, español y catalán.

La idea original del proyecto nació en el grupo de investigación en tecnología musical del departamento de tecnologías de la información y las comunicaciones de la universidad Pompeu Fabra de Barcelona, España, pero no fueron ellos quienes desarrollaron la idea, ya que muy pronto la vendieron a Yamaha Corporation, que fue quien se encargo del desarrollo y la comercialización del producto.

A día de hoy podemos encontrar muchos grupos japoneses que usan vocaloid, entre ellos Livetune y Supercell, quienes a pesar de no ser considerados idols vocaloids en si, si que usan la aplicación para generar la voces de sus canciones.

Idols virtuales

Antes de hablar de idols virtuales, creo que es conveniente hablar un poco del concepto idol en general, ya que es posible que no todos lo conozcáis.

Cuando hablamos de idols, nos referimos a un “tipo” de artistas que podemos encontrar en muchos países asiáticos, teniendo diferentes matices dependiendo del país del que provienen.

Básicamente un idol puede ser cantante, actor, modelo, doblador, o simplemente dedicarse al mundo del entretenimiento; teniendo como base de su fama su esfuerzo y trabajo duro para mejorar día a día en aquello a lo que se dedica. Un idol no tiene por que tener talento o sobresalir en algo, puede ser alguien mediocre que con el tiempo y el trabajo duro llegue a ser medianamente bueno o decente.

Existen muchos tipos de idols y muchos tipos de divisiones, ya sea por la actividad que realizan o, como ya hemos dicho, del país del que proceden. Para el tema que nos interesa nos centraremos en las idols japonesas, quienes se enfocan más en tener una apariencia adorable y dejan más en segundo plano sus habilidades artísticas.

En Japón, podemos encontrar idols dedicadas a todo tipo de actividades, desde cantantes, hasta chicas que se especializan en aparecer en programas de variedades, pasando por el gravure y el porno. Entre tanta diversidad y conociendo lo fetiche que puede llegar a ser la sociedad japonesa, no es de extrañar que hace unos años aparecieran las primeras idols virtuales, chicas creadas un poco a la carta, dándoles el carácter y la apariencia física que el mercado demanda y dotándolas de capacidad para cantar gracias a vocaloid.

Son muchas las idols que han nacido siguiendo ese proceso, Miku, Rin, Len, Luka, Gumi, Kaito, Meiko, etc... Las posibilidades son infinitas.

De todas estas idols virtuales hay una que, sin duda, a marcado un antes y un después, estamos hablando de Miku, hablemos un poco más en profundidad sobre ella.

Hatsune Miku, la idol virtual

Hatsune Miku es un banco de voz que se introdujo en vocaloid 2, desarrollado por Crypton Future Media con la voz de la seiyu Saki Fujita. Con la intención de hacer más atractivo el banco de voz se decidió darle también una imagen que ayudaría a su comercialización. El diseño se le encargo al mangaka Kei Garo, quien tubo amplia libertad creativa aunque se le impusieron dos condiciones, que Miku fuera un androide y que la paleta de colores utilizada fuera la misma que la del sintetizador de Yamaha.

Empezada la comercialización, el portal Nico Nico Douga, una especie de Youtube, jugó un papel importante en la popularidad de Miku, ya que se convirtió en una plataforma colaborativa en la que algunos usuarios compartían sus canciones vocaloid de Miku y otros realizaban animaciones en 2D y 3D que acompañaban la música.

A partir de ahí, poco a poco su popularidad fue creciendo, llegando a realizar conciertos digitales en grandes estadios, tanto en Japón como en el extranjero, y comercializando un gran número de videojuegos con su nombre y sus canciones, llegando a ser incluso, la imagen publicitaria de muchas marcas importantes dentro de Japón.

En 2010 salio a la venta un álbum recopilatorio de vocaloid llamado Exit Tunes presents vocalogenesis feat Hatsune Miku, el cual debuto en el nº1 de las listas de ventas semanales.

A día de hoy, Hatsune Miku mueve grandes cantidades de dinero y tiene legiones de seguidores por todo el mundo, demostrando así, que no hace falta ser real para llegar a ser una gran estrella.

¿Qué creéis vosotros, son las idols virtuales las cantantes del futuro?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados