La verdadera historia de Quasimodo, El Jorobado de Notre-Dame

Seguramente todos conocemos ya la icónica historia de El Jorobado de Notre-Dame que nos narra Disney, pero como la gran mayoría de películas de Disney basadas en otros cuentos, esta también es muy diferente y no tiene un final tan apto para el público infantil. Aún así, El Jorobado de Notre-Dame de Disney estuvo a punto de ser calificado para un público de mayor edad por tener una trama tan oscura, pero al final se libró.

Nuestra Señora de París

El Jorobado de Notre-Dame está basado en la obra “Nuestra Señora de París", del escritor francés Víctor Hugo, publicada en 1831. Cuenta la historia de Quasimodo, el jorobado que cuida de las campanas de la iglesia. Quasimodo no exhibe siempre la nobleza de la que hace gala en la película. Además, en la novela cuenta se ha quedado medio sordo por el rugir de las campanas.

Frollo, quien en la obra de Víctor Hugo es archidiácono en vez de juez, acompañado de Quasimodo persigue a Esmeralda, la gitana por la cual siente una gran obsesión, con el objetivo de agredirla. Es en ese momento cuando el capitán militar Febo salva a Esmeralda. Ella se enamora perdidamente de Febo, pero él solo pretende usarla, nunca llegó a sentir nada por ella.

Este romance provoca los celos del malévolo Frollo, quien los persigue hasta una íntima habitación y apuñala a Febo por la espalda, enfermo de obsesión por la gitana, a la que amaba y detestaba a la vez. También consigue que a Esmeralda la sometan a juicio público por brujería, acusándola de la supuesta muerte de Febo. La condena es quemarla viva en la plaza.

Cuando llega el momento de ejecutar la pena, aparece Febo, que nunca estuvo realmente muerto sino herido, y se había fugado de la ciudad un tiempo, sin embargo, no hace nada para defender a Esmeralda. Es Quasimodo quien irrumpe en la escena para rescatarla y la “acoge a sagrado”, es decir, la lleva a Notre-Dame para que no puedan ir a por ella. Al final, Esmeralda es raptada por Frollo, quien la entrega a la “justicia”: fue ahorcada en la plaza, Febo sigue sin hacer nada para defenderla, incluso llega a decir que ni siquiera la conocía.

En el libro, Quasimodo busca venganza y tira al archidiácono desde una torre de la catedral. Después va al encuentro de su amada Esmeralda, ya muerta, y se deja morir de hambre junto a ella. A los años encuentran sus cadáveres abrazados. Febo, por su parte, consigue su objetivo real, que es el de casarse con la mujer que le gustaba y que no era Esmeralda.

Impacto de la obra e inspiraciones

La obra de Víctor Hugo tuvo in impacto tan dramático en la actitud del público francés hacia el patrimonio que ese mismo año el gobierno estableció la Comisión de Monumentos Históricos. A su vez, no hace mucho se descubrió que el personaje de Quasimodo estuvo inspirado en un escultor de la catedral que fue descrito como “solitario escultor jorobado y a quien no le gustaba establecer relaciones con los compañeros” en la autobiografía de Henry Sibson (1795-1870). La fecha del jorobado de Notre-Dame de la Victor Hugo y el de las memorias de Sibson coincidían, por lo cual es bastante fácil pensar que esa fue la inspiración del escritor.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados