Pretty Woman y su oscuro pasado

La película Pretty Woman (1990), protagonizada por Julia Roberts y Richard Gere fue la película que lanzó al estrellato a Julia Roberts, ganándole este papel un Globo de Oro en 1991 y siendo nominada al Óscar a la mejor actriz en 1990. Pero lo que pocos saben es que no se planteó en un inicio como una comedia romántica, sino como una cruda historia para adultos. Antes de destripar el final, hagamos un pequeño recordatorio de esta bonita historia.

Pretty Woman, de 1990:

Edward Lewis (Richard Gere) es un rico hombre de negocios que viaja regularmente a Los Ángeles, donde se aloja en la suite de un lujoso hotel, el Regent Beverly Wilshire. Tras una discusión con su novia, sus socios le plantean la necesidad de ir acompañado a una reunión de negocios. En una decisión ambivalente, lleva al hotel a una prostituta, Vivian Ward (Julia Roberts). Ella tiene comportamientos un tanto vulgares, pero Edward se siente atraído por la mujer y le ofrece quedarse toda la semana con él a cambio de 3000 dólares. Ella accede a dicha transacción. A lo largo de esa semana, los dos se irán conociendo e intimando y desarrollarán sentimientos. Edward paga ropa cara y de marca a Vivian para que pueda vestirse acorde con su posición socioeconómica y pueda acompañarlo a los actos sociales a los que suele asistir. El gerente del hotel (Héctor Elizondo) muestra empatía con Vivian y su amiga Kit (Laura San Giacomo). Finalmente, se enamorarán y formarán una pareja estable, donde se destacará la influencia de ella sobre el cambio de actitud de Edward, viéndose esto reflejado en la última escena, donde Edward aparece con un ramo de rosas rojas en la escalera de incendios y ambos se besan con ternura.

Un oscuro pasado

El título original del primer guion se llamaba “3.000”, porque era la cantidad de dinero que Edward le pagaba a Vivian como prostituta. En este proyecto, Julia Roberts estuvo a punto de abandonar su papel debido al final que le esperaba a su personaje: Edward echa del coche a Vivian, tirándole los 3.000 dólares encima y abandonándola en un sucio callejón.

Por suerte, el estudio cinematográfico que se encargaba de llevar a cabo la película, quebró a los tres días de haber hecho el reparto de papeles, y uno de los productores se llevó el guion a Disney, donde acabó convenciéndolos de realizar esta película y el guion se cambió para adaptarse a lo que es hoy en día, una preciosa comedia romántica, y cuya canción “Oh, Pretty Woman” se ha convertido en todo un símbolo.

Si eres todo un cinéfilo y coleccionas todas las figuras FunkoPOP! Movies, ya puedes hacerte con el Pack de tres figuras de Pretty Woman en Mundo Funko:

https://mundofunko.com/p/32797/pack-pretty-woman-funko-pop

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados